Preocupación por desinformación en trabajadores de ascensores


“Preocupación por desinformación

en trabajadores de ascensores” 

Por Pedro Berhó F.

Luego de que el pasado 27 de mayo el Gobierno adquiriera para el Estado de Chile diez ascensores privados, aún hasta la fecha los trabajadores de las distintas compañías no tienen información concreta por parte de las empresas. El directorio y la gerencia en común que administra los elevadores no ha tenido un comunicado oficial hacia el personal, quienes aseguran tener “un desconocimiento absoluto” respecto de qué pasará en el próximo tiempo con sus trabajos.

Sin importar la cobertura que se le dio en estos últimos días a la transacción entre el Gobierno y las tres compañías de ascensores por la compra de diez elevadores de Valparaíso, los trabajadores en cuestión no han recibido ninguna información respecto del futuro de sus puestos de trabajo. Es más, no sólo se desconoce si efectivamente se compraron los ascensores, sino que además no se sabe si es que los van a cerrar o remodelar.

La falta de información se hace aun más relevante si se toma en cuenta que según distintos medios de comunicación, la operación de compra por parte del Gobierno fue llevada a cabo mediante la suma de 2.400 millones de pesos. Sin embargo, según Ivonne Maturana, trabajadora del ascensor Concepción, “lo único que se sabe es que ha habido conversaciones entre el Presidente y las compañías de ascensores, pero no hay nada formalizado aún”. Por otra parte, aseguró que “los trabajadores estamos a la expectativa de qué va a ocurrir, no sabemos si es que llegará nuevo personal o si es que se cerrarán los ascensores para arreglarlos”.

Los ascensores en cuestión son el Larraín, Monjas, Mariposa, Florida, Espíritu Santo, Concepción, Cordillera, Artillería, Villaseca y el ex Santo Domingo, ocho de los cuales están fuera de funcionamiento. De esta forma, el desafío de adquisición de estos ascensores consiste en una recuperación general para los próximos años, especialmente considerando que Valparaíso es una ciudad declarada por Unesco como Sitio de Patrimonio Mundial.

No obstante lo anterior, Joaquín Hidalgo, funcionario de la Compañía de Ascensores Mecánicos S.A, aseguró que “los ascensores forman principalmente una parte importante de la gama cultural que Valparaíso puede ofrecer, por lo mismo, su uso es más que nada turístico. Es por esto que la mayoría de los ascensores están cerrados, me parece que esta inversión del Gobierno es más que nada para levantar la imagen del Valparaíso Patrimonio, justamente en el Día del Patrimonio Cultural.”

De esta forma, entre la desinformación y la preocupación, los trabajadores de los distintos ascensores en funcionamiento se mostraron expectantes ante un futuro bastante incierto. Por ahora la especulación y la incertidumbre son protagonistas, mientras que las compañías a cargo del sistema de transporte no han realizado un comunicado claro para aclarar los posibles escenarios que aparezcan luego de que el propio Gobierno haya decidido hacerse cargo de una de las reliquias de la Quinta Región.

Patrimonio Cultural de la Nación

Los ascensores de Valparaíso son considerados monumentos históricos y están protegidos por la Ley 17.288/70 de Monumentos Nacionales. Fueron construidos entre fines del siglo XIX y principio del XX y representan un medio particular de transporte urbano al unir el plan y los cerros. De los cerca de 30 ascensores que a partir del año 1883 funcionaron en Valparaíso pocos de ellos siguen en funcionamiento. Entre las razones para la desaparición o detención están las destrucciones por terremotos, incendios, derrumbes de cerros y la poca rentabilidad de algunos por la preferencia de otros medios de transporte como buses y colectivos.

Promesa cumplida

Luego de un largo tiempo de espera por parte de los porteños, finalmente el presidente Sebastián Piñera cumplió con su promesa de comprar diez funiculares de Valparaíso. Esto debido a la falta de mantención que padecían los ascensores al estar en mal estado y prácticamente fuera de funcionamiento. Durante meses los habitantes de la ciudad se manifestaron con protestas y marchas para hacer ver la falta de cumplimiento por parte del Gobierno hacia la reparación de los monumentos históricos. Sin embargo, luego de la adquisición, el Estado de Chile, finalmente, es el administrador del transporte público.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: