“LA POSIBILIDAD DE DESARROLLAR
VALOR AGREGADO A NUESTRO LITIO”

Por: Javiera Monsalve

 

 

 

 

 

Foto: Salar de litio de Uyuni, Bolivia.

La decisión del Gobierno de nuestro país de conceder licitación a empresas extranjeras para la explotación del litio ha generado resistencias en distintos sectores de nuestro país, entre ellos destacables  la Federación de Trabajadores del Cobre, sectores sociales como la Asamblea Ciudadana de Calama  y diputados de oposición, de entre los cuales se ha incluido hasta un proyecto de reforma constitucional que busca otorgarle control estatal a su explotación y manejo. Sin embargo, aún no parece delinearse claramente la posibilidad de desarrollar una industria nacional del litio enfocada a la elaboración de productos con valor agregado del mineral en nuestro propio país.

La tendencia actual de las investigaciones para el desarrollo industrial del mineral es ésta: “construir baterías eficientes en volumen y peso, y con cada vez más autonomía en teléfonos, celulares o notebooks”. Así lo afirma Alonso Jacques, Ingeniero Civil Químico de la UTFSM y Doctorado en Energía Metalúrgica. El asunto para él es “reducir el gasto de energía y el tamaño de las baterías por la tecnología basada en el litio y las baterías de doble ión”.

Raúl Stegmaier, Jefe del Departamento de Ingeniería Civil Industrial de la UTFSM, analiza la posibilidad de una industria nacional de valor agregado del mineral desde una perspectiva valorativa, pero cautelosa. Independientemente del análisis de factibilidad sobre aspectos técnicos (como cuáles son los proveedores potenciales o las fuentes que existen a nivel mundial como para pensar en la potencialidad de Chile), Raúl afirma que el recurso “es interesante sobretodo con el tema de almacenamiento de energía, relacionado con cómo somos capaces de dar usabilidad a energías renovables no convencionales”.

“El recurso está. Por lo tanto uno esperaría en términos generales como ciudadano, no como especialista en el tema, que de haber un recurso que es rico y no renovable, la solución de generar propuestas de agregación de valor desde nuestro territorio, sin duda, son atractivas”, comenta.

Sin embargo, advierte sobre factores de contexto que no se deben obviar: “yo creo que hoy día las cosas no hay que forzarlas. Si miramos, por ejemplo, una empresa privada, global, que básicamente está donde le es más conveniente estar, no debemos dejar ese elemento fuera del análisis”.

El Doctor en Historia, Claudio Llanos, describe el tema de la industrialización nacional desde una perspectiva social y política: “Cuando hablamos de cómo hoy día desarrollar una industria en Chile, no sólo nos encontramos con aspectos técnicos sino con formas de entender el desarrollo. Una forma es decir: nuestra ventaja comparativa no es desarrollar una industria de valor agregado, porque traer la tecnología y técnicos significaría una demora. Nuestra ventaja está en la gran cantidad de materiales que tenemos y la excelente experiencia en extracción. Es una de dos posiciones”, explica.

Stegmaier concluye: “también es cierto que esto no tiene que ser una historia repetida de lo que pasó con el salitre, lo que está pasado con el cobre, y potencialmente con otras fuentes de riqueza que son finitas. Me refiero a que, independientemente de cuál sea la forma de la agregación de valor que se genere, la idea es que eso tenga un impacto sustentable que permita el desarrollo del territorio local”.

Algo de la Historia de la Industrialización Nacional

“La primera industria importante en nuestro país fue el salitre, luego reemplazada por la industria minera, de carácter extractivo de materias primas: la minería del cobre” cuenta Claudio Llanos. Las manufacturas con valor agregado aparecieron en los años 30 y duraron hasta los 60, con la llamada “Industria de Sustitución de Importaciones (ISI)”. “Su ejecución mostraba que en los sectores de la política nacional existía un claro proyecto de impulsar la infraestructura nacional, su desarrollo y su industria, y esto se ve en, por ejemplo, los planes CORFO de electrificación; gran parte de las líneas principales que existen hasta hoy en Chile son las que levantó el Estado. Asimismo el sistema de alcantarillado.”

Sin embargo, en los años 50 comienza a ser difícil para la nación competir contra la gran potencia industrial del momento: EEUU. “Al llegar gran cantidad de capitales orientados a una industria más sofisticada como la automotriz o la tecnológica, gran parte de la inversión nacional se desplazó a ese ámbito, descuidando la industria básica.

——

En muchos aspectos se dice que eso influyó en el encarecimiento de ciertas cuestiones de vida básica”, afirma Llanos. Sin embargo, según el historiador, esto no tuvo que ver con los capitales norteamericanos, como se suele afirmar comúnmente, sino que “el problema central de la industria nacional por lo menos hasta los 70 es la estructura poblacional, la gran cantidad de gente localizada en el sector agrícola, también en el sector servicio y una industria que crecía poco”.

Finalmente, vinieron los intentos de reforma agraria dinamizados por Alessandri y luego llevados con más rigor por Frei y Allende con distintos matices, pero con el objetivo común de generar demanda para la industria nacional. Esta se buscó “integrando a la inmensa masa de campesinos que se encontraban fuera del mercado ya que no recibían salarios, no tenían su sueldo regulado para, de esa manera, generar una gran demanda e impulsar el desarrollo industrial”. Esto fue difícil de lograr por diversos motivos, entre ellos el golpe de Estado del 73 con las reformas que le acompañaron, además del “cambio en la economía mundial, donde se ha dado un mayor dinamismo en los sectores de capitales financieros y especulativos, sumado al fenómeno de internet y la dinámica de la velocidad de la información, a la que hoy se mueven las inversiones”, afirma el historiador.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: